sábado, 8 de noviembre de 2008

Imagina.



Imagina un gran lienzo donde vibrantes verdes abrazan árboles gigantes, rojos intensos impregnan la húmeda tierra y límpidos azules se desbordan estrepitosamente en cataratas espectaculares.


Imagina un lugar donde los glaciares te susurran al oído, dónde la Luna tiene un valle y los cóndores planean en el azul infinito de los sueños. Imagina bosques azules, milenarios y silenciosos que se extienden a orillas de espejos de agua.




Imagina horizontes de caricias y playas de besos.

Imaginas Argentina. Yo la saboreé el 10 de septiembre.

Seguimos?.








Imagina un lugar donde la armonía viste cada rincón y árboles centenarios crecen en diminutas parcelas de tesón.


















Un lugar donde los dragones son de papel y la seda se desliza por la piel en una orgía para los sentidos.



Imagina un lugar donde pequeños brotes verdes dejan sus lágrimas en tazas de la más fina porcelana. Imagina Japón. Nosotras lo disfrutamos el 18 de octubre.



Sabes qué tienen en común Argentina y Japón para mi?. Las risas, la complicidad, el superarse, el saber estar, el buen hacer de sus gentes; Mar, Esther, Emma, Montse, María y Cristina. El placer de cocinar con personas que aprecio y respeto. Señoras, es un honor formar parte de El Club Cocinillas.

4 comentarios:

VolVoreta dijo...

Ana, me he empachado de comida, el vino se me ha subido a la cabeza y los sentidos dividido en dos, no sé si estoy en Osaka o en la Patagonia pero lo que tengo claro es que tienes mucha suerte de tener y formar parte de tan selecto Club.
Besote de manzanilla.

Jorge dijo...

¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡Ummmmmmmmmmmmmmmmmmm!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.
No tanto por la comida, sino por la compañia

Ana dijo...

Volvoreta,

totalmente de acuerdo!!.

Un beso al aroma de cilantro.

Jorge,

ten cuidado con esa presión (arterial ;-)

Un abrazo flambeado para vos.

El redactor dijo...

Que buena pinta tiene esa carneeee ! (la del plato, la otra no lo se)

Y ese malbec argentino tan rico ... Yo quiero, yo quiero !!!

Besos