jueves, 2 de julio de 2009

Hasta que...

Un día cualquiera.
7.19h a.m.
Abro los ojos un minuto antes de que suene la alarma.
Ronroneo un poco entre las sábanas limpias y antes de darme cuenta...
Ag! no tengo planchado el traje negro!! Arriba bonita!! Ayer te arrastraste en cuanto llegaste de clase de salsa a la cama y ahora te toca correr!!.

Así empezaban mis días.
Y se complicaban por momentos...
Voy a buscar mi coche y...
Ag! quién es el papá que ha dejado su coche mal aparcado mientras deja al retoño en el cole?
Que vuelva!!! Llego tarde por el amor de un dios!!
Lo dicho, 7 minutos tarde y la ley de Murphy haciendo de las suyas, un cliente con el que había quedado a las 10h. sentado esperándome desde las 9h!!.
Sin un cálido café que llevarme a este cuerpecito, era acabar con el cliente y un camión nos esperaba para que descargáramos nueve coches. A pleno sol y yo con tacones y de "bonito".

"Calma", te necesito!!!
Pues va a ser que no....
Una servidora tiene a un cliente que ha pagado con talón, fecha valor pasado mañana y no tendrá el coche matriculado para este finde que se casa su hijo.
Cliente gritando, administración que no atiende a razones, jefe que desaparece y Ana que mantiene la calma. (Calma, calma, calma...)
La música (léase "calma") va a tener que esperar porque me dan aviso que los faxes no funcionan y voy a tener que pelearme por teléfono con 43 hojas de datos fiscales y la señorita que está al otro lado, para que me entre la operación de financiación, si quiero tener el coche facturado este mes y el cliente su coche matriculado para el puente.
Puente? qué puente? Ah! pero habrá puente?.
Calma!! A mí!!
Se acabó!
Me encierro en mi despacho, le doy al ON de los altavoces y busco desesperada el tema 12 "Quizás sea el mar".
Hummm, si!
3,55" min de placer y CALMA.
35" de espera y 4,02" de pasión. (vivan los tangos!).

Pero que ven mis ojos?
Niños?, Pequeñuelos?, "Jefes cabreados" en el vano de la puerta?.
-Necesitas algo, jefe? - le pregunto con sonrisa incorporada.
(La música tiene ese efecto en mí) (La música y que una es "asín").
-No es momento para sonrisas, Ana.
-Pues es eso o me saco la catana y acabo al "estilo Kill Bill" con los clientes maleducados, la incompetencia de algún que otro departamento y con los "superiores" cabreados porque no se va a llegar al objetivo este mes (y no miro a "naide", eh, jefe?!). Así es harto difícil trabajar!!.
......
Silencio.
Teléfono que suena, Ana que responde con una sonrisa;
- Departamento de ventas...
Jefe que se marcha y Ana que sigue en su puesto de trabajo.
Mier!!.
Nada! No había modo!!. Que tenía que hacer para que me echara!!?.
Podría seguir y seguir, que los días daban para largo, pero no es este el motivo de este post.

Mi vida transcurría en el más absoluto de los "estreses" hasta que un "hard day" fuí yo la que decidió salir de allí...
Adjunto documento gráfico del momento en cuestión.



7 comentarios:

Ayllón dijo...

Una de las cosas que aporta más felicidad en esta vida es la sensación de libertad, de liviandad.
Si te quitaste un peso de encima y puedes desplegar tus alas con mayor facilidad...
Enhorabuena, has dado un paso más hacia ti!!
En cualquier lugar del mundo has de ser "tú". Si no lo eres no es tu sitio!

jordicine dijo...

Me recuerda a un día de furia. Ja ja ja. Empezar así no es bueno. El anuncio buenísimo. Un beso, Ana.

Gonzalo dijo...

... ellos se lo pierden y Tú
-que es lo más importante- ganas!

Un... novedoso beso.

senovilla dijo...

Me gusta el humor con que lo cuentas.

Un abrazo y feliz verano.

KHORNE dijo...

Cada día te leo y me veo más y más reflejado...

Eso si, me ha faltado los tiros de la película, o sea, las dos ostias que ha bien seguro, le hubiera dado a alguien ;)

Cuando me hecharon de Nacional Motors (DERBI) a los tres años, por no querer hacer gente fija, crei que se me acababa el mundo, años despues, entraba en el ayuntamiento a trabajar...

El día que me lo comunicaron, me queria morir me habia metido en el piso y tenia una hipoteca a 15 años, hoy, ya casi ni me acuerdo de lo vivido en esos tres años y los compañeros casi ni los recuerdo...

Como dice el proverbio lama, cuando una puerta se te cierra, otra se te abre automaticamente en alguna parte, sólo hay que averiguar donde se encuentra...

Será jodio el puto lama!!

Jorge dijo...

¡¡Por un momento pense..............

Ana dijo...

AYLLÓN,

BIENVENIDO!! :)
Me quedo con tus magníficas frases:
"Enhorabuena, has dado un paso más hacia ti", y "si no lo eres no es tu sitio".

Un placer tenerte con nosotros.
Lo dicho, bienvenido.

JORDICINE,

jeje!! Todos mis, perdón! rectifico, todos LOS días eran "días de furia", cuando no era la furia de los clientes, era la del "jefe", y cuando no, la de los otros departamentos.
Lo intenté, te lo juro!, ser borde, no dar los buenos días, gritar por nada, perder los papeles... todo! Pero a las primeras de cambio ya estaba sonriendo y serenando los ánimos del personal. Funcionar como ellos (para no "desentonar") me suponía un gasto de energía bestial. NO me compensaba. Así que decidí (después de cuatro años) que era yo la que no encajaba en ese ambiente laboral.

Soy una fanática de los anuncios, este es uno de mis "prefes".
Un beso.

GONZALO,

como siempre "tú siempre positivo, nada negativo" :)
No creo que ellos perdieran nada. Lo que sí tengo claro es que yo he ganado. Mucho! Con decirte que gané la PÉRDIDA de una "pareja" que le daba más importancia al estatus que a mi bienestar personal, ya te lo digo todo.
Y hasta ahí puedo leer ;)

Un beso de los que "crecen".

SENOVILLA,

el humor es mi "pan nuestro de cada día". Tengo algunos escritos de aquella época que te arrancarían carcajadas!!
(bueno, se las arrancaban a mis compañeros de fatigas y eso que algunos estaban ahí reflejados).

Un abrazo y Gora San Fermín!!

KHORNE,

Hubieron "ostias". En privado (casi siempre) y era yo las que las daba (me las pedían). Mis "ostias" en el ámbito profesional son de "palabra". Yo no grito (ni sé, ni me gusta) yo soy de las que te pone de rodillas con unas palabras. Por eso resulto "incómoda" como dice "miJor..".

Si se pide mi opinión (y me la pedían) la doy y la doy midiendo muy bien cada palabra que empleo:

- Ana, no has hablado en la reunión -me dice mi jefe.
- Hacerlo hubiera supuesto poner en evidencia que como "director comercial" en esta empresa no tienes precio, jefe, pero como "jefe de equipo" eres un patata. Y me estoy planteando si quiero seguir trabajando para una persona que cumple sólo con el 50% del cometido que tiene asignado en el cargo que ocupa...por eso mi silencio.
(Todo esto dicho con un tono moderado y un tinte de pesadumbre)

Mi jefe, me hizo pasar al despacho y allí, (como era mi intención) en privado, le dije lo que me parecía su gestión.
A veces, nos olvidamos que no somos los únicos a los que nos tienen que "exigir". También nosotros hemos de exigir a nuestros "superiores" un comportamiento acorde a sus funciones y el cumplimiento de "sus objetivos". No deja de ser una relación, profesional, sí! pero donde TODOS (empleado y empleador) han de aportar en igual medida. Cuando el que aporta siempre es el mismo, acaba rompiéndose la relación laboral.

Soy de las que piensan que las buenas maneras, las sonrisas y la felicidad NO están reñidas con la "productividad" y la "profesionalidad" pero entiendo que en según que estamentos empresariales aún queden reticencias (léase "personas de la vieja escuela") y zonas oscuras que no vean bien mi modo de proceder.
No es mi intención hacerles cambiar de opinión. Pero necesito ser coherente y respetuosa conmigo misma. Por eso cambio de trabajo.

En cuanto al lama...
me da que es ese señor pequeñito con acidez de estómago que tengo saltando y gritando cerca cada vez que YO cierro una puerta.
- No! Ana, no!! son los otros los que te la tienen que cerrar!! no tú!!
(pobre, mis principios y yo lo tenemos de lo más amargado! Je!)

Un abrazo de verano, Love.
Ups! ya pronto habré de decir "letrado"!! ;)

JORGE,

NO!! no lo pienses!!
No volveré.
Nunca vuelvo.
Ya sé lo que hay, lo que me pueden aportar y no lo quiero, ya no...

Besos pendientes,
y caricias
y lo sientos.