sábado, 9 de octubre de 2010

Remember "Cuéllar´s Sobaditos"

Os llevo en el pensamiento. Es cierto. También aquí en Barcelona no dejo de tropezarme con vuestro recuerdo...

Domingo por la mañana. Cargada con la maleta, el bolso y una caja para mi family. De camino a coger el coche para ir a Tarragona... ZAS! Ahí estaba él; tendido en la otra acera. Cuéllar le haría una foto. Seguro! -pensé. Venga Ana, la haces y se la mandas para su colección.

Cruzo la acera, dejo todos los trastos en el suelo y aguantando la respiración me acerco. Dios! De lo que me temblaba el pulso y me castañeteaban los dientes pensé que se despertaría y se me pondría a gritar. Ya me veía echando a correr y dejando todas mis cosas a merced de aquel buen hombre y sus gritos...

A la vista está (notan lo "tembloroso" de la foto?) que mis nervios no tienen los arrestos que tienen los de Alberto.

¿Te pitan los oídos, Cuéllar? Deberían. Me cruzo con este personaje cada día y cada día me viene al pensamiento la magnífica foto que TÚ podrías haberle hecho...

2 comentarios:

Everything You Know Is Wrong dijo...

Pero ese esta dormido o se ha caido del tejado?
Un beso guapa..

Equilibrista dijo...

A mí tb me atraen los personajes urbanos, he charlado con alguno, a veces intento hacerle fotos... Me gusta charlar y ofrecerles un rato, pero a veces me siento como en una posición externa, como si inconscientemente me colocara en una posición superior. me pueden los prejuicios. Charlo con él y luego qué? Vuelvo a mi casa con mis comodidades.

Me gustaría escribir alguna historia sobre ellos... Quizá tenga que pasar una temporada en las calles, no sé...
Te dejo un post de una amiga que escribió sobre el tema...

http://lapetrapan.blogspot.com/2010/05/por-que-damos-lismonas.html