sábado, 23 de octubre de 2010

Superando los 340mts/seg


No hace muchos años, dentro del entorno de la aeronáutica, se consideraba que alcanzar una velocidad cercana a los 340 metros por segundo era equivalente a morir inevitablemente. Los pilotos que se acercaban a tales velocidades sufrían un estrés horrible, ya que las vibraciones y la presión del propio entorno no vaticinaban otra cosa sino la destrucción.

Durante mucho tiempo se mantuvo esta creencia y continuamente los pilotos sufrían el azote físico, pero sobre todo mental, como consecuencia del trágico final vaticinado. Pero ocurrió, en un momento de tal parálisis inducida, que una persona (posiblemente sin miedo a la muerte) quiso ir más allá y tras soportar el infierno que supuso acercarse a esta velocidad, en un último empujón camino de su autodestrucción, rebasó ligeramente la barrera mitológica de los 340mts/seg (1200 Kms/hora), sintió un estallido como si de una bomba se tratase y cuando pensaba que ya no había vuelta atrás y que su vida había finalizado, se encontró mágicamente en el cielo.

¿Acaso habré muerto realmente? -se decía-. No siento nada, no pasa nada, sólo siento placer, como si estuviese suspendido, ingrávido. No tardó mucho en darse cuenta que viajaba, según sus relojes de abordo, por encima de la mítica velocidad. Pero entonces, ¿qué estaba pasando, qué era aquello? Preguntas con respuestas difíciles de contestar para aquella época.
La respuesta es muy sencilla (ahora).

Cuando un objeto se acerca a la barrera del sonido, la presión de sus propias ondas sonoras provoca la compresión de la frecuencia hasta rangos supersónicos, creando una resistencia al avance tan fuerte que parece como si luchases contra la muerte. Pero curiosamente, al atravesar la barrera del sonido, la propia compresión de ondas estalla en si misma y, tras atravesarla, todo queda en paz. Lo que antes era presión y estrés se transforma en una nueva dimensión que ofrece el efecto contrario, mayor impulso, sosiego y ausencia de perturbaciones.

Notas:
Fecha para recordar: viernes 22 de octubre, 16:30h.
Clima: Tenso.
Situación: El sujeto intenta superar la barrera del sonido.
Desenlace: Conseguido!
Estado actual del sujeto: En estado de ingravidez.
Sensación: PLACER

Dedicado a A. Canal. Por sus palabras. Por sus explicaciones con sonrisas. Por su buen hacer como profesional. Ha sido un placer saberte ahí. Gracias por todo.

7 comentarios:

Gonzalo dijo...

... pues un Aplauso para A.Canal,
"Por sus palabras. Por sus explicaciones con sonrisas. Por su buen hacer como profesional".

Es una Gozada saberte ahí; cuidando de nuestra Ana (de SueñosFelinos) Gracias por todo!.

Y para tí, un besazo a 1200 Kms/hora

VolVoreta dijo...

A mí me parece que tu has probado el simulador espacial ¡¿ehhhh?!

Me sumo al agradecimiento de Gonzalo...A.Canal, cúida mucho a nuestra Gaita, porfa.

Te dejo un beso, Gatita.

Alberto Tallón dijo...

Ana, ojito con los radares de las rondas de barcelona, a esa velocidad algún puntillo del carnet te cae...

Equilibrista dijo...

uf, me dejas frío... el tema pone los vellos de punta... gracias por ponerlo, gran relato... se podría escribir la historia de ese piloto...

Anne dijo...

Me colé en tu ventana… Iba a pasar sin saludar pero…
Es muy curioso lo que has puesto.
Me sumo al agradecimiento de Gonzalo y Volvo para A. Canal y a ti por compartirlo.
¿Y cómo se hace para probar ese simulador?

Un beso.

Jorge dijo...

A Canal no existe; es un avatar¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡

VolVoreta dijo...

¡Glups! quería decir Gatita...

Ana, no sé dónde te metes pero quiero que sepas que al final pude ver a Sabina y me acordé de tí porque me dió por pensar si despertaría en tí las misma neuronas que en mí, y todo eso.

La entrada fue divertida porque conseguimos colar los bocatas; mi hija se lo puso en el pecho debajo de la cazadora (toda ilusionada, con los "globos" que aparentaba)... ¿Dónde me pongo el mío? -le pregunté. Mamá, tú póntelo en la cintura, en la espalda, que seguro que ni se nota, tu cazadora es más ancha.

Los bocatas volvieron a casa con nosotras... ¡¿quién se acordó de comer?!!

En fin, Gatita, deseo que te encuentres TAN bien que te "sobra todo".

Te dejo un beso.

p.d. Jorge, eres un chivato!!!!!!