sábado, 9 de octubre de 2010

Remember Volvoreta


Para volver a mi nuevo hogar voy por la Ronda Litoral y cojo la salida 22.
La primera vez que la cogí era noche cerrada. Llevaba el coche cargado hasta los topes y, entre nosotros, estaba muerta de miedo. Era mi primera noche en una ciudad que no conocía (aún no conozco), el día antes de empezar en mi nuevo trabajo, y en una habitación de una casa a compartir con compañeros que no conocía. Serían las 23:40h aprox. Ronda Litoral, salida 22, ronda litoral, salida 22 -me iba repitiendo. No te la pases que de noche te va a costar Dios y ayuda encontrar la calle! No me la pasé. Nunca me la he pasado.

En la salida 22 está el edificio de Gas Natural. Es Impresionante. Una mole de cristal con un diseño... abstracto-conceptual (ponerle vosotros la "etiqueta" que mejor gustéis) que te hace mirarlo dos veces. Claro que todo eso no lo supe hasta que no pasé por allí de día, porque de noche, todo apagado, no se ve nada más que el logo de Gas Natural, gigante, espectacular "volando" en lo alto de la noche. Siempre que vuelvo de Tarragona (noche cerrada), y lo veo, pienso en ti, Cielo, y sonrío.
También estás aquí, en Barcelona, conmigo.

5 comentarios:

BONÍSSIM dijo...

Como no se nada de ti, he buscado información y me ha parecido entender que estás trabajando en Barcelona.
Te mando muchos besos y ya me contarás. Eso es ser una chica valiente.

VolVoreta dijo...

Estoy emocionada y no sé qué decir.

"Volando en lo alto de la noche", aunque parece que suene un poco "cursi", me define muy bien (circunstancias que no vienen al caso), me gusta pensar que esa luz, en la oscuridad, te saluda y te acompaña mientras "llega el día". Te harás pronto con la ciudad porque Barcelona enamora.

Tómate tu tiempo pero Vuelve pronto...con tu ausencia, se están fundiendo conexiones.

Te dejo un beso, Cielo.

p.d. El edificio es fantástico, moderno a más no poder, claro que ¡ya pueden! a costa nuestra ;)

Jorge dijo...

Siempre hay una salida 22 Amor¡¡¡

Julia dijo...

Es bueno tener noticias tuyas desde Barcelona, ya nos contarás las cosas por allá como caminan. Te mando un abrazo desde el otro lado del mar y que todo vaya de maravilla.
Besos gatunos.

Equilibrista dijo...

Qué bonito :)