martes, 16 de agosto de 2011

Uno aprende...

Después de un tiempo, uno aprende la sutil diferencia
entre sostener una mano y encadenar un alma,
y uno aprende que el amor no significa recostarse
y una compañía no significa seguridad
y uno empieza a aprender...

que los besos no son contratos y los regalos no son promesas
y uno empieza a aceptar sus derrotas con la cabeza alta y los ojos abiertos
y uno aprende a construir todos sus caminos en el hoy,
porque el terreno de mañana es demasiado inseguro para planes...
y los futuros tienen una forma de caerse en la mitad.

Y después de un tiempo, uno aprende que si es demasiado,
hasta el calorcito del sol quema.
Así que uno planta su propio jardín y decora su propia alma,
en lugar de esperar a que alguien le traiga flores.

Y uno aprende que realmente puede aguantar, que uno realmente es fuerte,
que uno realmente vale y uno aprende y aprende...
y con cada año uno aprende.

Jorge Luis Borges


10 comentarios:

Ana dijo...

Me quedan horas de circular a 39.
A partir de mañana a 40!
Se me han pasado volando...
: )

Israel dijo...

Precioso... Borges es uno de esos autores del que todo el mundo me habla pero del que no he conseguido sentarme a leer nada... Un petonet felina!

VolVoreta dijo...

Lo malo es que uno aprende a base de pasar por los inconvenientes que uno ni se plantea porque, a pesar de saber de su existencia, uno prefiere pensar que no ocurrirá o que pasará de largo sin ronzarnos o que sólo es una pesadilla o que ... y el tiempo es tan relativo...para unos pasa volando, para otros parece que se ha detenido y aprender les resulta de lo más difícil...

Tú no dejes nunca de aprender Ana, necesito que me enseñes a redecorar mi jardín y aprender a olvidar lo aprendido.

¡Feliz Cumple Cielo! y felices días, uno detrás de otro.

Te dejo un beso o mejor 40 porque tengo un montón en un capazo.

FeoMontes dijo...

Muchas Felicidades, Anita!!! Qué alegría leerte otra vez... aunque eso de hacer una entrada al mes... no mola mucho, eh??.
Y yo me pregunto, a cuento de tu entrada, ¿por qué no venimos al mundo ya "aprendidos"?. es curioso, porque, cuando aprendes, suele ser justo en el momento en el que no hay marcha atrás y piensas... "de haberlo sabido antes...". Triste, pero real, como la vida misma.

Te deseo que no tengas que seguir aprendiendo, al menos, no aquellas cosas que se aprenden cuando ya, probablemente, no te vuelvan a ser útiles.

Un beso muy grande!!!

Vera dijo...

...que 40 no es nada, si tienes feliz la mirada, es una excelente velocidad de crucero.

Muchas felicidades ¡Avanti!

BsoT.

BEGO dijo...

FELICIDADES GUAPÍSIMA!!!!!!
Uno aprende a base de hostias(con perdón)pero la vida quizá sea eso....
No te arrepientas de nada,HAZLO!!!!(de lo que no se ha hecho,está el mundo lleno de arrepentidos)
VIVE cada segundo como si fuera el último...
40años son NADA!!!!
La vida empieza en cada despertar....NO TE DUERMAS!!!!!!
1000000 BESOS!!!!!

Gonzalo dijo...

Una miqueta sis plau, una miqueta sis plau...!!!

Una gozada volver a escucharte; a leerte.

Rizar el rizo dijo...

Uno aprende tanto. Me encanta aprender =)

Alberto Tallón dijo...

¡¡Uy!! últimamente no me paseo mucho por los blogs, y eso ha hecho que mi felicitación llegue un poco tarde...pero aun así: FELICIDADES!!!!

Y sin que sirva de precedente, un beso muy grande :)

neruda dijo...

Después de leer tu entrada, solo puedo afirmar que aun me queda demasiado por aprender. Besos.