viernes, 8 de febrero de 2008

Apuntes.


Una de las mayores diferencias entre hombres y mujeres está en el modo en que hacen frente al estrés. (NO! Si? Anda ya!) Los hombres tienden a mostrarse cada vez más concentrados e introvertidos ( El Jefe está triste, qué tendrá la princes.....! En qué estaré pensando?!) y las mujeres cada vez más abrumadas y emotivas (estooo.... vaaale. Pero yo no le grito a nadie, ni voy como “alma en pena” regodeándome en mi sufrimiento! ). En tales momentos, lo que necesita el hombre para sentirse bien no es lo mismo que necesita la mujer. (Cómo! Pero no éramos iguales?)Él se siente mejor solucionando los problemas, (Alto ahí! Solucionando? Ahora ”machacar al personal” se considera “solucionar SUS problemas”. Acabáramos!) mientras que a ella le sienta mejor hablar de ellos (Emotivas, si! Pero también inteligentes, educadas, controlando…..No estoy sonriendo. De verdad! Bueno, un poquito. El orgullo me hace sonreír). La no-compresión y aceptación de estas diferencias crea roces innecesarios en nuestras relaciones. (Desde cuándo un par de collejas ”tipo Sole” – cuando ya se ha probado todo lo habido y por haber- son "roces innecesarios"?).

………… Para un hombre compartir los problemas es indicio de debilidad, ( NO coment!.... Que demonios!, SI coment!!. SON DÉBILES y punto! Que tienen “moquitos” y parece que se acaba el mundo! ) por lo que no habla de ellos hasta que no desiste de poder resolverlos solo (débiles y ¿un pelín necios?), y eso con gran decepción de si mismo (Me cachis!, necios, ya decía bien. Bueno, tampoco me quiero pasar.... igual no han oído aquello de “la unión hace la fuerza” o aquello otro, “las penas compartidas son menos penas”). En cambio para una mujer comentar las preocupaciones que le abruman le supone un gran alivio (“A quien buen árbol se arrima, hum! Qué gustito!”.... eso también!, pero a lo que se refiere es que no somos -perdón! yo NO SOY, no debo generalizar- damiselas en apuros, ni vosotros habéis de ser siempre el caballero que acude al rescate! a veces exponiendo las cosas ves que no es para tanto. "Los problemas son como las cucarachas, cuando los expones a la luz, desaparecen!) y con frecuencia encuentra las soluciones (que es de lo que se trata!, buscar soluciones!, y NO “regodearnos en nuestra aflicción”, eh! Jefe! ) en ese mismo esfuerzo de verbalización. (Cierto!, bueno, en mi caso a golpe de teclado, que hablando soy un poco “dispersa”).

Párrafo extraído de los apuntes “Lenguaje no verbal”.

PD: Padre! ves cómo NO SÓLO paseaba los libros!! Entiendo y aplico lo que he estudiado.

4 comentarios:

jordi dijo...

Princesa: recuerda que las generalizaciones son malas consejeras. "Para un hombre compartir los problemas es indicio de debilidad, ( NO coment!.... Que demonios!, SI coment!!. SON DÉBILES y punto! Que tienen “moquitos” y parece que se acaba el mundo! "
Y.....................?

filósofo de guardia dijo...

¿Qué es "ser debil"?, ¿es bueno o malo, o todo lo contrario?. ¿Quien pone los límites acerca del fin del mundo de cada uno?. ¿qué es un "problema"?. Yo comparto mis problemas: ¿soy no-hombre?, ¿débil?, ¿listo?, ¿idiota?. No creo que se trate tanto de una diferencia entre sexos, sino más bien que te estas refiriendo a un caso concreto en que alguien hace algo y tu te sientes mal por ello. ASERTIVIDAD, recuerda

Ana dijo...

Queridos los dos;

Ni siquiera voy a decir aquello de;
"quién se pica, ajos come" porque me parecería que, en vuestro caso, está de más.
Precisamente vosotros dos, NO sois "Hombres", sois "PERSONAS de género masculino" que és MUY DIFERENTE.

Aprovecho estas líneas para añadir que hay " Mujeres" y "PERSONAS del género femenino".
Pero ésta es mi humilde opinión y por supuesto NO TENÉIS PORQUE ESTAR DE ACUERDO.

Un besazo a cada uno.

Anónimo dijo...

tocado y hundido; como siempre pones el punto donde debes. Tomo nota del matiz y acepto la correción