lunes, 2 de junio de 2008

PARA, por, según.....


Para el que "lo intenta", para el que no,

para el que se preocupa, para el que dice "yo no” pero está ojo avizor,

para el que “NO lo entiende”,

para el que SI pero necesita "se lo demuestre",

para el que “no puede” pero si a mi me va bien, él “lo intenta” ,

para el que se alegra pero “no las tiene todas consigo”,

para el que se reafirma en sus trece - "no se puede"- pero “si tú lo dices”,

para el que me llama preocupado por el “receso” que afecta a mi profesión,

para el que hace tiempo que no me ve y cuando se lo comento “se hace cruces”,

para el que me pregunta, para el que no,

para ti que me lees. Dar el paso, cambiar de trabajo fue una BUENA decisión. La mejor.
Cada día me alegro más de haberla tomado.

Adjunto explicación: Éste NO es “El trabajo de mi vida”, es “Lo que necesito en estos momentos”, es “Mi Año Sabático Laboral”. El trabajo que "va a pagar mis facturas" mientras yo vuelvo a “tener Vida”. Llevo lidiando con jefes incompetentes, compañeros “PorqueYoLoValgo” y aprendices de prepotente desde hace 18 años. En toda convivencia de más de tres personas –aún no sé porqué- los hay. Y en éste? –me preguntas-. En éste también. Eso es lo que me tranquiliza. Si tuviera que lidiar con situaciones “nuevas”, además de aprenderme el producto y hacerme una cartera, sería duro, pero como la experiencia es un grado, tengo el cincuenta por ciento del trabajo hecho. Ya he trabajado antes con jefes desconfiados y con personas inseguras que temen les “destrone” el recién llegado.

Verás, los “soñadores” somos conscientes de la "realidad", sólo que decidimos vivirla de otro modo. (Aunque cueste).

Mañana, si te pasas por aquí, te contaré un cuento. Mientras, una pregunta: ¿Qué es más inteligente, ser confiado o desconfiado?.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

desconfia y.... bueno ya sabes el refran...... un besote relleno! ya sabes de amor!!!!

javier dijo...

Ana, tanto en el trabajo como en la vida, creo que es muy difícil saber en quien puedes confiar y te partirán el corazón personas en las que has confiado y que te defraudan, aunque en nosotros está el perdonar y dar oportunidades hasta 70 veces 7, pienso que las personas confiadas son/somos más felices a pesar de todo, aunque no sabría responderte a si son/somos más inteligentes. Si alguien sabe la respuesta....

Almond dijo...

La desconfianza provoca recelo; el recelo, malestar; el malestar, malhumor; el malhumor... y así hasta llegar a la infelicidad.

Todo, siempre, depende de como uno es y se lo tome. Y todos hemos pecado de desconfiados y de confiados (o no?).

En nuestras manos,pues, está el decidir de que bando nos ponemos. Yo, lo tengo claro.

Besos,

Almond

Ana dijo...

Anónimo,

No creo en "ese" refrán.
Hay personas cuyo principio básico es la confianza. Necesitan que alguien les demuestre lo contrario para desconfiar de él. Hay otras, en cambio, cuyo punto de partida es la desconfianza, y lo que exigen a tdo el mundo es que demuestre que es digno de crédito.

Yo soy de los primeros. Me da que tú eres de los segundos. Bien. En la variedad está el gusto y si el gusto sabe a besos rellenos de amor, pues bienvenidos sean!!.

Ana dijo...

Javier,

Estoy contigo, las personas confiadas sómos más felices.
YO no necesito "saber" en quién puedo confiar. Lo hago hasta que me demuestran lo contrario. Defraudarme?. No. Sé a lo que me expongo.

En cuanto a lo de inteligentes.....
menos "sufrimiento", más placer,
menos angustia, más tranquilidad,
saber antes si la otra persona te va a "fallar" cuando más lo necesites (la gente baja la guardia con los que somos confiados, porque nos consideran "tontos poco peligrosos" y se "muestran" antes).

Responde eso a si somos más inteligentes o no?.
Hay muchos tipos de inteligencia. Y "esa" la tenemos!!.
Un abrazo.

Almond,

joder! no podía ser que me gustaras porque si! es que "vos pensás como yo"!

"El mismo martillo que hace añicos el cristal, forja el acero".

Debajo de todas estas curvas, grasa sabrosa y celulitis varia,(y estoy hablando de mi) reluce con fuerza el acero.(así me lo tomo yo)
;-)

Un besazo cielo.

jorge dijo...

Ana: princesa, lo más inteligente es "SER" sin calificativos de ningún tipo

Jorfge dijo...

En cualquier caso creo que el confiar en los demás es una cualidad que no se deberia perder.
La confianza nos pertenece, son los otros los que hacen que la perdamos.